Desmitificando la Hipnosis

Dada toda la desinformación acerca de la Hipnosis, a continuación vamos a aclarar 8 mitos: 

1. El Hipnotizado está a la voluntad del Hipnotizador:

El hipnotizado NO PIERDE EN NINGÚN MOMENTO el control de su voluntad.

Tanto es así, que si el hipnotizador da una orden hipnótica que va a en contra de sus principios, o de su voluntad, el hipnotizado la desechará o incluso saldría del trance hipnótico.

El Hipnotizador simplemente actúa de acompañante/guía para que la persona hipnotizada descubra por si misma herramientas que le puedan ser beneficiosas para acabar con el bloqueo que le ha llevado a acudir a sesión.

2. La hipnosis se produce sólo con ojos cerrados:

La hipnosis se puede desarrollar tanto con los ojos abiertos como con los ojos cerrados. 

Para profundizar en su interior y no tener condicionantes externos (aunque se pueda utilizar para profundizar en el estado hipnótico), se suele aconsejar realizar la hipnosis con los ojos cerrados pero no es obligatorio. 

3. Puedes quedarte enganchado en el estado de trance:

Repitiendo el #1, la persona hipnotizada puede salir de él, en cualquier momento, y sin la intervención del hipnotizador.

4. El hipnotizador tiene poderes:

Ojalá! Simplemente es una persona normal y corriente, que se ha dedicado al estudio de esta técnica y que, a base de esfuerzo, dedicación y práctica se dedica a ello.

El único poder real, es la confianza que deposita el hipnotizado en el hipnotizador. Factor imprescindible para conseguir el trance hipnótico.

5. No se pierde la conciencia durante una sesión de Hipnosis

Uno de los más comunes falsos mitos sobre hipnosis es que la sociedad piensa que perdemos la conciencia durante una sesión de Hipnosis. Y no es cierto, experimentamos una disociación momentánea en la que la parte consciente se sitúa, digamos, en modo pasivo. Como un espectador, el consciente conoce lo que ocurre a su alrededor, pero deja que la parte inconsciente esté totalmente interesada en la experiencia que se le está narrando.

Esta experiencia puede ser provocada por órdenes directas o sugestiones más indirectas, a menudo envueltas o presentadas bajo forma de metáforas.

6. Se habla durante la sesión de Hipnosis, y no se elige lo que se quiere contar

Una pena… pero no! Siendo repetitivos hasta la saciedad y siguiendo con el mito #1, la persona hipnotizada, es consciente de todo lo que está pasando en la sala y sólo contará lo que desee compartir con el hipnotizador.

Incluso, se pueden dar sesiones de hipnosis, sin que la persona hipnotizada hable durante la sesión de más de u.

7. Cuando se está hipnotizado no se puede uno despertar por sí mismo

Basándonos en que la persona no está dormida, simplemente dandole órdenes como «abre los ojos» o «toma una respiración profunda y a tu ritmo comienza a mover el cuerpo» la persona despertaría.

8. ¿Las personas más susceptibles de ser hipnotizadas son menos inteligentes o algo similar?

Justo lo contrario!! A mayor inteligencia, mayor nivel de sugestionabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba